Detección de ruedas

Los sensores de rueda inductivos ofrecen soluciones con alta disponibilidad para las aplicaciones más distintas.

 

Detección de ruedas

Soluciones confiables y precisas para diversas aplicaciones

A partir de la experiencia obtenida durante años, los sensores de rueda de Frauscher destacan por su máxima disponibilidad. A partir de un proceso inductivo, generan una imagen de señal analógica. Esta se transmite como señal de corriente continua al equipo interior del sistema de detección de ruedas. Este puede ubicarse de forma descentralizada en armarios de conexiones a lo largo del tramo de vía. De este modo no se encuentra ningún componente electrónico activo en las vías.

Incluso bajo temperaturas extremas, vibraciones e interferencias electromagnéticas, generan datos fiables para aplicaciones seguras y no seguras. Mediante la garra de carril patentada y la conexión de enchufe parcialmente disponible, el montaje de los sensores de rueda de Frauscher se realiza rápidamente y sin complicaciones. Los cortos ciclos de mantenimiento y los escasos costes de conservación garantizan además unos costes de ciclo de vida mínimos.

Sistemas de detección de ruedas

Los sistemas de detección de ruedas de alta disponibilidad son un componente integral de distintas aplicaciones en el sector de la tecnología ferroviaria. Su abanico de tareas abarca desde meras tareas de conexión hasta una indicación de vía libre a prueba de errores. La modularidad y flexibilidad de los componentes de hardware y software es esencial para garantizar un funcionamiento óptimo incluso bajo los requisitos más elevados. Así puede registrarse la presencia, velocidad o dirección de un eje de forma fiable bajo cualquier tipo de condiciones climáticas, técnicas y operativas.

Sensores de rueda

Los sensores de rueda Frauscher ofrecen un amplio ancho de banda de diversas funciones para numerosas aplicaciones. Se entregan sin tarjeta de evaluación. La evaluación de la señal la realiza el integrador de sistemas, de modo que puede adaptar la interpretación según las necesidades individuales. Esta conexión a la aplicación del cliente se lleva a cabo mediante interfaces analógicas abiertas. Los sensores están formados por dos sistemas de sensores independientes integrados en una misma carcasa. A partir de un proceso inductivo, generan una imagen de señal analógica.